Encuentra tu centro de estética en Barcelona

centro de estética y belleza en Barcelona

 

Cuando acudimos a un Centro de Estética, habitualmente es porque ya tenemos algún problema de carácter estético, valga la redundancia. Esto quizás se deba a que no existe una práctica extendida de prevención, es decir, de establecer una rutina de cuidado del cuerpo durante todo el año.

Este tipo de hábitos y rutinas de cuidado cutáneo; ayudan a prevenir la aparición de arrugas prematuras, flacidez, y problemas estéticos que nos preocupan muchísimo en el momento en el que aparecen. Para saber qué hacer, cómo prevenirlo y potenciar nuestra belleza, tener un centro de estética de confianza es algo que debemos valorar muy seriamente.

Cuidar la piel no es sólo una cuestión estética.

La prevención y el cuidado de nuestra piel, es algo que deberíamos aprender desde la etapa adolescente. Si nos cuidamos desde una edad temprana, tenemos más posibilidades de llegar a la edad adulta con un cutis más saludable; y de aspecto mucho más juvenil.

Si nuestra piel está bien cuidada y limpia, cuando pasemos de la adolescencia a la edad adulta, tendremos más probabilidades de lucir un cutis terso, luminoso y mucho más suave. Esto también es una cuestión de salud, no lo olvides; y no lo hagas sólo pensando en la estética.

Adoptar rutinas de limpieza de cutis en una edad temprana, nos ayudará a no necesitar tratamientos más potentes cuando lleguemos a la madurez. Exfoliar, limpiar e hidratar son tres verbos que deberíamos anotar en nuestra agenda de cuidados rutinarios de la piel.

Le Patio, un spa y centro de estética en Barcelona.

Pero, ¿qué ocurre si no has seguido estas rutinas de cuidado desde la adolescencia? En este caso, existen dos posibilidades muy diferenciadas:

  1. Tienes la suerte de tener una genética envidiable y una piel perfecta sin necesidad de cuidados.
  2. Tu piel está dañada por el paso del tiempo y necesitas un tratamiento urgente para hidratarla en profundidad.

Desgraciadamente el punto número 2 suele ser el más habitual; porque la gran mayoría de personas no podemos aguantar toda la vida sin rutinas de cuidado y belleza de cutis. Con el paso de los años, la deshidratación, la flacidez o las arrugas suelen hacer acto de presencia.

Ahora viene la buena noticia: no está todo perdido; sólo tienes que encontrar tu centro de estética en Barcelona o en tu localidad de residencia, claro y que sea de tu confianza. Lo primero que haremos si nos visitas, es hacer un diagnóstico de cómo tienes la piel en este momento. Ante todo, una piel debe limpiarse y exfoliarse para que se rehidrate y vuelva a lucir espléndida. Cuando una piel está sana y bien hidratada, tienes más posibilidades de que los cosméticos que sueles utilizar, funcionen.

Centro de belleza en pleno Eixample de Barcelona.

Si acudes a nuestro centro de belleza en Barcelona; lo primero que haremos será determinar en qué estado se encuentra tu piel. A partir de ese momento podremos establecer el protocolo de actuación. Si se trata de una piel joven necesitarás menos sesiones, si por el contrario, tu piel está reseca o dañada, el tratamiento se diseñará de forma distinta.

Dependiendo del estado de la dermis, se puede realizar un tratamiento de una hora de duración; con el correspondiente seguimiento cada dos o tres meses. En el caso de que la piel tenga impurezas, comezones y esté un poco dañada, lo mejor será repetirlo mensualmente hasta que ésta mejore y el tratamiento puede durar alrededor de hora y media por cada sesión.

Para ello es necesario que tengas total confianza con tu centro de belleza; porque de esa confianza dependerá gran parte del éxito. Una vez has iniciado tu rutina de cuidado y belleza, ya podrás lucir una piel más juvenil y brillante en unas semanas.

Recuerda: el verano ya no está tan lejos, y es una época en la que todos queremos mostrar nuestra mejor cara. ¿Te animas a visitarnos para crear tu rutina de belleza personalizada? Te esperamos…

2019-03-06T16:38:02+00:00

Deja tu comentario