Cómo cuidar la piel durante el verano

como podemos cuidar la piel en verano

Factores que dañan la piel en verano.

Es importante Cuidar la Piel durante todo el año; pero si hay una estación que nos preocupa por encima del resto, es el verano. El factor más influyente en esta estación del año, que puede dañar profundamente nuestra piel; es el efecto del sol y los rayos ultravioleta.

Si te has fijado alguna vez en las cremas protectoras, te informan de que te protegen de los rayos UVA y UVB. Estos tipos de rayos suelen ser dañinos para nuestra piel si no nos protegemos. Su acción se prolonga durante todo el día, en el caso de los UVA, y durante las horas en las que el sol está más alto; si nos referimos a los rayos UVB.

Protegerse bien del sol no es una cuestión de poca importancia. Es algo que debemos tener muy presente y, por encima de todo, si hablamos de niños; ya que ellos son mucho más sensibles que los mayores. En esto también influyen los tipos de piel, ya que hay algunas que todavía tienen más probabilidades de sufrir quemaduras importantes.

Diferentes formas de proteger la piel en verano.

Es importante salir de casa protegidos, para ello debemos ponernos la crema antes de la exposición solar. También es necesario que la llevemos con nosotros, porque nunca se sabe si la volveremos a necesitar. Evidentemente, si salimos de casa para ir a la playa o a la piscina, sí debemos llevarla obligatoriamente; ya que se aconseja renovar la crema cada dos o tres horas. Si nos estamos bañando constamente o sudamos, irá desapareciendo la protección.

Además de las creams, existen otras formas de protegernos del sol en verano. Una de ellas es ir combinando ratos de sol y también de sombra. No debemos estar todo el rato tumbados tomando el sol, ya que la piel necesita descansar; y no es prudente pasar muchas horas bajo los rayos del sol de forma directa. Lo que también es importante saber es que los parasoles no protegen del 100% de los rayos, ya que muchos dejas pasar hasta el 60% de la radiación.

Usar prendas ligeras y con manga larga es también una opción muy saludable. Proteger la cabeza con un sombrero o una gorra, es muy importante, principalmente para los hombres que carecen de pelo o se afeitan la cabeza. Frente a lo que muchas personas piensan, las ropas de color blanco protegen menos de sol, aunque es cierto que son más frescas.

Las ropas más oscuras repelen los rayos de forma más eficiente que las claras, aunque sí es cierto que aumentan la sensación de calor.

Como cuidar la piel sensible y delicada.

El tipo de piel sensible es mucho más delicada que el resto, se irrita con facilidad y también es más propensa a sufrir reacciones alérgicas. Los cosméticos o los perfumes pueden dañarla, y tampoco debemos olvidarnos del sol. Los cambios de temperatura en inviernos o en verano, debido a las calefacciones o los aires acondicionados; también pasan factura a las pieles más sensibles.

La protección solar en verano para cuidar la piel más delicada; es algo muy necesario y que nunca se debe pasar por alto. Una piel sana es fruto de una vida saludable. Beber la cantidad de agua suficiente cada día, hacer ejercicio o llevar una dieta equilibrada; son factores que influyen profundamente en su cuidado. Debemos limpiar el rostro a diario y exfoliar la piel de forma periódica, de esta forma eliminamos las impurezas que se van acumulando en ella.

Para lucir un cutis juvenil durante todo el año, sea invierno o verano; es necesario tener un plan para nuestra piel. Contar con profesionales de confianza ayuda mucho a cumplir con este objetivo. Si quieres mantener un cutis sano todo el año y afrontar el verano con garantías, en Le Patio Spa Barcelona estaremos encantados de atenderte. Planificaremos el mejor tratamiento para tu caso y tipo de piel. ¿Te animas a probar?

2019-04-10T18:27:46+00:00

Deja tu comentario